Ciencia Hoy en la Argentina

para Ciencia Hoy el . Publicado en Editoriales, Número 1.

Ciencia Hoy es una revista editada por investigadores que se han formado, han trabajado y trabajan como integrantes del sistema de instituciones científicas argentinas.

En la breve historia de nuestra ciencia institucional puede distinguirse un período inicial, en el que predominó la fuerte personalidad de sus fundadores, seguido de una fase que finalizó en 1983 y en la que, como reflejo de la situación del país, la conducción de la ciencia se realizó en general de manera arbitraria y casi siempre con muy escasa participación de los científicos.

Tal vez estos factores históricos hayan contribuido a llevar a la comunidad científica argentina a su actual estado de fragmentación y dispersión en múltiples asociaciones que abarcan sólo intereses disciplinarios. Ello dificulta el diálogo y explica la ausencia de entidades que sirvan de foro para la interacción de las distintas áreas del sector científico entre si y de éste con la comunidad nacional en su conjunto. Los científicos argentinos son conscientes de su marginación, que se refleja en la distorsionada visión que la sociedad tiene de ellos, en la escasa incidencia de sus opiniones en los medios de comunicación o la toma de decisiones políticas y en su limitada participación en asuntos que los afectan directamente.

Ciencia Hoy comprende y comparte esta preocupación, pero también se pregunta: ¿no contribuirá a la marginación el hecho de que el término "comunidad científica argentina" designe a una entidad virtual de difícil ubicación? ¿A dónde debe dirigirse el gobernante o el funcionario que desee dialogar con ella? ¿Cómo pedir reconocimiento cultural y social para la ciencia si en muchas ocasiones los científicos que trabajan en una disciplina ignoran lo que se realiza en otra?

Al generar desde el seno de la comunidad científica una instancia que le dé voz propia, Ciencia Hoy tiene entre otras la intención de proporcionar una solución innovadora y positiva a la marginación de nuestros científicos. Por eso nace como una revista producida por investigadores, pero que no está destinada sólo a ellos. Pretende acceder a un espectro de lectores mucho más amplio. que abarque desde el ciudadano interesado individualmente en la ciencia hasta el planificador, el empresario y el gobernante, sin olvidar al docente y al estudiante. Los artículos que publique serán escritos por científicos argentinos y, eventualmente, latinoamericanos. De esta manera el lector no especializado o el científico de otra disciplina será informado no sólo de los progresos de la ciencia universal, sino que tendrá también un panorama vivo de la actividad local.

En su tarea de difusión, Ciencia Hoy considerará la calidad intrínseca de la labor intelectual como principal criterio de selección. Será, además, militantemente interdisciplinaria: todas las ramas del conocimiento tendrán cabida en sus páginas y promoverá la interacción entre las diversas áreas del quehacer de la ciencia.

Ciencia Hoy practicará activamente el antidogmatismo. La Argentina está emergiendo de un largo periodo de pensamiento mágico, de tabúes y de represiones. Generaciones enteras de compatriotas se han educado en sistemas basados en estos criterios. Ciencia Hoy desea participar en el retorno definitivo del país a la condición de nación pluralista. Para ello puede aportar el entrenamiento mental de sus científicos genuinos, que consideran indispensable la libertad de pensamiento y entienden que el disenso es un estimulo para la creación y la innovación, y no un factor generador de enfrentamientos estériles.

Pero el carácter interdisciplinario y pluralista de Ciencia Hoy no implica una posición éticamente neutral. Los problemas de la investigación, transmitidos por los científicos, permiten recuperar los dilemas éticos, sociales y políticos junto con los procesos cognoscitivos involucrados. Los editores sostienen que sólo es legítima aquella ciencia cuyos resultados inmediatos o mediatos redunden en beneficio del hombre concreto (es decir, la gente) como también de la Tierra y de sus especies. Su pluralismo no involucra, por tanto, la aceptación de teorías del hombre o de la sociedad que sirvan de fundamento a sistemas sociopoliticos que violen la Declaración Internacional de Derechos Humanos.

Por ello Ciencia Hoy aspira a ser más que un órgano de difusión de la ciencia. Quiere convertirse, además, en un espacio para la reflexión, la opinión y el debate: incluye secciones permanentes de noticias, entrevistas y comentarios, y sus páginas están abiertas a la comunidad científica para permitir que se exprese e interactúe con el resto de la sociedad.

En esta tarea Ciencia Hoy pretende evitar las "generalizaciones inteligentes" y realizar enfoques fundamentados sobre hechos concretos del quehacer nacional. Sus editores son conscientes de que la Argentina se enfrenta con cuestiones en las cuales la participación de la comunidad científica es indispensable. Estas incluyen desde la planificación de las estrategias de desarrollo tecnológico nacional y regional hasta la preservación de los recursos culturales y naturales, así como también el patrimonio genético de especies animales y vegetales.

Ciencia Hoy nace también con la certeza de que el crecimiento, desarrollo y consolidación de la ciencia en la Argentina exige el cumplimiento de condiciones sin las cuales ninguna sociedad puede pretender albergar una ciencia y una tecnología útiles y creativas. Sin duda la ciencia languidece y muere sin un mínimo de recursos materiales. Pero también la ciencia de calidad y utilidad social requiere que estos recursos se distribuyan sobre la base exclusiva de la idoneidad de los beneficiarios. Por eso Ciencia Hoy bregará para que se respete, dentro de las fluctuaciones propias de una democracia pluralista, la continuidad de la labor de los investigadores y la representación y participación de la comunidad científica en los organismos de planificación y ejecución de la cultura, a la que la ciencia medularmente pertenece.

Ciencia Hoy se publicará en castellano, lo cual le permitirá el acceso al resto de los paises de Latinoamérica. En la mayoría de ellos la ciencia se enfrenta con problemas similares a los de la Argentina. Los editores confían en que la revista llegue a ser un agente eficaz para favorecer la integración y la cooperación científica en la región. Los responsables de Ciencia Hoy no pretenden arrogarse la representación de la comunidad científica argentina, pero aspiran a que su proyecto sea entendido como una oferta abierta y convocante que provoque en nuestros científicos el deseo de participar en la acción que se inicia con este primer número.