No a las Armas Nucleares

para Ciencia Hoy el . Publicado en Ciencia y Sociedad, Número 1.

"Los hábitos de pensamiento no se modifican con la misma rapidez que las técnicas", escribió Bertrand Russell, "y por ello a medida que aumenta el conocimiento disminuye la sabiduría". Reflexiones como ésta motivan la inquietud de quienes se niegan a aceptar un desarrollo científico y tecnológico carente de dimensión ética. En el transcurso del corriente año diversos círculos científicos han expresado su oposición a la aplicación de resultados de investigaciones a fines bélicos o que, simplemente, involucren la degradación del ser humano. CIENCIA HOY ha querido rescatar dos declaraciones particularmente significativas al respecto. Una de ellas surgió del Simposio Internacional sobre los Científicos, la Paz y el Desarme, realizado en abril en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, durante el cual fue propuesto un Cornprorniso Etico de Graduación que serviría de marco de referencia ético-jurídico para la realización de tareas científicas (véase "Juramento de Buenos Aires"). Por su parte, preocupados ante la posibilidad de aplicaciones militares de los desarrollos nucleares en Argentina y Brasil, las entidades profesionales que representan a los físicos de ambos países dieron a conocer, por la misma época, la "Declaración conjunta de la Sociedad Brasileña de Física y de la Asociación Física Argentina", cuyo texto se transcribe a continuación.

Armas-Nucleares

"Los Físicos de Brasil y de la Argentina, representados por la Sociedad Brasileña de Física y por la Asociación Física Argentina han manifestado públicamente, en diferentes ocasiones, su repudio a estudios o proyectos en relación con la construcción de armas nucleares en nuestros países. Nuestras asociaciones han propugnado por la unión de la Argentina y Brasil en proyectos civiles para la exploración de la tecnología nuclear, así como también por la inspección recíproca de los respectivos programas nucleares. En recientes encuentros entre los dirigentes máximos de nuestros países, declaraciones conjuntas informan que están en curso estudios de proyectos de colaboración en el campo de las tecnologías nucleares. Iniciando una nueva forma de relación, el Presidente Sarney ha visitado las intalaciones argentinas de Enriquecimiento de Uranio en Pilcaniyeu. Continuando con este plan de conocimiento mutuo en el área nuclear, el Presidente Alfonsín realizará una visita a una instalación nuclear brasileña ubicada en pero. Dicha instalación pertenece al denominado plan nuclear autónomo brasileño, totalmente bajo supervisión militar. En Ipero se está montando una Planta de Enriquecimiento de Uranio, con el propósito declarado de desarrollar el reactor que servirá de base para propulsar submarinos nucleares. Aunque dicho conocimiento mutuo es deseable para la relación entre nuestros países, estas visitas no deben servir de pretexto para la legitimación de estos programas ante la sociedad civil. La Sociedad Brasileña de Física y la Asociación Física Argentina reiteran su posición conjunta en contra de programas nucleares con finalidad militar y de todo tipo de desarrollo de armas nucleares en ambos países, concordando que susprogramas nucleares deben basarse en el control civil estricto de los mismos, generando los mecanismos que garanticen efectivamente sus objetivos pacíficos."

Esta declaración lleva la firma de Gil da Costa Marques y de Roberto D. Rivarola, presidentes de la Sociedad Brasileña de Física, y de la Asociación Física Argentina, respectivamente.

Juramento de Buenos Aires

Teniendo conciencia de que la ciencia y en particular sus aplicaciones pueden ocasionar perjuicios a la sociedad y al ser humano cuando se encuentran ausentes los controles éticos adecuados, me comprometo firmemente a que mi capacidad como científico nunca sirva a fines que lesionen la dignidad humana, guiándome por mis convicciones personales, asentadas en un auténtico conocimiento de las situaciones que me rodean y de las posibles consecuencias de los resultados que se derivarían de mi labor, no anteponiendo la remuneración o el prestigio, ni subordinándome a los intereses de empleadores o dirigentes políticos. La investigación científica que desarrolle será para beneficio de la humanidad y en favor de la paz.