¿Un único “padre” para los americanos?

para Ciencia Hoy el . Publicado en Número 50.

Los estudios realizados sobre el cromosoma Y de aborígenes americanos parecen indicar que nuestros ancestros, quienes llegaron a América del Norte hace aproximadamente 22.500 años, fueron en realidad muy pocos.

Las teorías corrientes sostienen que el origen del hombre debe situarse en la región de Hadar, en Etiopía, y en los alrededores del lago Turkana, en Kenia. Además, que se remonta a un período que oscila entre los 3,5 y los 4,5 millones de años.

padre

Si bien las posteriores migraciones fueron poblando Europa y Asia, la Ilegada a America quedaba obstaculizada por la interposicion de los océanos, hasta que, hace unos 70.000 años, tuvo lugar la última gran glaciación, el Wisconsin. El aumento de los hielos produjo el descenso del nivel de los océanos, que dejó al descubierto un paso terrestre, conocido como puente de Beringia. Este uniría temporalmente Asia y America, conectando lo que hoy se conoce como Alaska y Siberia (véase el recuadro "La glaciación de Wisconsin"). De esta forma, durante el Pleistoceno, los primeros pobladores de América pudieron llegar desde Asia por el puente de Beringia (Figura 1). Más tarde, sobre el final del período glacial ocurrido hace unos 10.000 años, este corredor terrestre volvería a ser cubierto por los océanos.

bianchi

Sin embargo, la naturaleza de estos primeros colonizadores y los detalles de su desplazamiento migratorio son objeto de polémica. Un grupo de investigadores del Instituto Multidisciplinario de Biología Celular (IMBICE) de La Plata, líderado por Néstor Bianchi, analiza el tema desde 1995 mediante el estudio de polimorfismos en el cromosoma Y de aborígenes americanos contemporáneos.

Recordemos que la información genética del ser humano, la cual reside en el ácido desoxirribonucleico -o ADN- está en los cromosomas que se encuentran en el nucleo de todas las células. Consideramos que el hombre posee 46 cromosomas apareados, ya que 23 de ellos provienen del padre y los otros 23, de la madre. Sin embargo, esto es absolutamente cierto para las mujeres, quienes recibieron dos cromosomas X, mientras que el par de cromosomas sexuales del varón está formado por un cromosoma X recibido de la madre y un cromosoma Y recibido del padre. Los cromosomas X e Y no se parecen -no son homologos salvo en una pequeña zona. Por esta razon, a estas regiones se las define como haploides(únicas) en oposición a las regiones diploides, termino empleado para los cromosomas en pares.