El genoma de la Xylella fastidiosa

para Ciencia Hoy el . Publicado en Ciencia en el Mundo, Número 59.

En el curso de este año una red de laboratorios brasileños financiados por la Fundação de Amparo à Pesquisa do Estado de São Paulo (Fapesp) logró obtener la secuencia completa del genoma de la bacteria Xylella fastidiosa, causante de la colorosis varigerada de los cítricos. Tanto el hallazgo como la organización de la red de laboratorios que participaron en él, no tienen precedentes en un país del tercer mundo.

Ciencia Hoy reproduce aquí la traducción de la nota publicada por su hermana Ciência Hoje en mayo de este año, en la que se da cuenta del secuenciamiento del genoma de la bacteria Xylella fastidiosa causante de la colorosis varigerada de los cítricos. Brasil produce un tercio de los frutos de naranja y aproximadamente la mitad del concentrado de jugo de naranja del mundo. Un treinta por ciento de su cosecha de cítricos se ve afectada por la colorosis varigerada, enfermedad que da lugar a la producción prematura de frutos pequeños y duros, carentes de valor comercial. La Xylella crece en el intestino anterior del cicadelido (vulgarmente "cotorrita"), un insecto que se alimenta de la savia del xilema (el principal tejido conductor de agua en las plantas) y al hacerlo lo infecta con la Xylella.

En julio de este año un consorcio de 192 científicos brasileños provenientes de 35 distintos laboratorios publicaron en la revista Nature la secuencia completa del genoma de la Xylella fastidiosa. Lograron así la primera descripción del genoma completo de un patógeno vegetal y elevaron a 25 el número de genomas de microorganismos que se conocen. Tanto el hallazgo como la organización en red de los distintos laboratorios que lo hicieron posible no tienen precedentes en países del tercer mundo. Como lo demuestran las citas que encabezan esta nota, el hallazgo no solo tuvo repercusión internacional en revistas científicas (Nature lo convirtió en nota de tapa de su número del 13 de julio) y en medios de información general.

Este éxito de la ciencia brasileña, que no se ha detenido en el genoma de la Xylella, demuestra que cuando existe voluntad política y financiamiento sostenido y adecuado, países con un desarrollo relativo similar al nuestro pueden encarar proyectos científicos que estén en las fronteras del conocimiento y que pueden tener enormes consecuencias económicas.

Dos años después de su inicio y seis meses antes de lo inicialmente previsto, se ha concluido el secuenciamiento del genoma de la bacteria Xylella fastidiosa causante de la colorosis varigerada de los cítricos que afecta seriamente, por ahora, solo al cultivo de los cítricos pero que se está propagando también a los cafetales del estado de San Pablo. Aparte de ampliar extraordinariamente la posibilidad del control de esta plaga, el secuenciamiento del genoma de la Xylella, estimuló la formación de personal calificado en biología molecular y en informática aplicada a la biología y generó otras líneas de investigación que también prometen producir resultados de gran interés.

El Proyecto Genoma de la Xylella es un proyecto piloto del programa Genoma de la Fundação de Amparo à Pesquisa do Estado de São Paulo (Fapesp) y fue posible merced a la creación de la ONSA (Organization for Nucleotide Sequencing and Analysis), un instituto virtual que reúne por medio de Internet a los laboratorios y a los investigadores de institutos y universidades que participan en los proyectos vinculados a estudios sobre genomas que coordina la Fapesp. "La red ONSA ha permitido el intercambio ágil de información entre investigadores y ha estimulado la cooperación entre laboratorios", afirmó Andrew Simpson coordinador de ADN del proyecto genoma de la Xylella e investigador del Instituto Ludwig de Investigación del Cáncer de San Pablo. La opinión de Simpson fue compartida por Steve Oliver, André Goffeau y John Sgouros, miembros del comité internacional asesor del proyecto Xylella. En el informe oficial que este comité elevó a la Fapesp, sus miembros se mostraron impresionados por el "excelente espíritu de cuerpo de la red de laboratorios" y por "la falta de egoísmo mostrada por los jóvenes y competentes científicos brasileños que participaron en las diferentes tareas del secuenciamiento". Los asesores internacionales consideraron en su informe que "la decisión de formar una red de laboratorios para secuenciar el genoma de la Xylella fastidiosa no solo funcionó sino que dio resultados aun mejores que las redes similares de Europa"