Cerevitros

por para Ciencia Hoy el . Publicado en Grageas, Número 136.

Las células madre tienen la capacidad de diferenciarse en casi todos los tipos celulares, es decir, de convertirse en células de casi todos los tipos que tiene un organismo, incluso neuronas. Pasar de células cultivadas en una placa de Petri a formar un órgano en condiciones de laboratorio es un gran desafío. Sobre todo si pretendemos generar un cerebro. Estos órganos artificiales pueden ser de gran ayuda como modelos experimentales para estudiar enfermedades. Poder generar órganos humanos in vitro permitirá avanzar sobre ciertos estudios que no se pueden hacer de otra forma.

Más información en Oliver Brüstle, ‘Developmental neuroscience. Miniature human brains’, Nature, 501, 319-320, 2013.

Un estudio reciente muestra que células madre humanas pueden ser usadas para generar un tejido tridimensional capaz de autoorganizarse imitando un cerebro humano en desarrollo. Estos cerevitros, del tamaño de una arveja, recrean los primeros pasos en la formación del córtex cerebral, lo que permite el estudio de malformaciones neuronales como las microcefalias, difíciles de estudiar en otros modelos.

Federico Coluccio Leskow

Federico Coluccio Leskow

Doctor en ciencias biológicas, UBA. Investigador adjunto del Conicet. Profesor adjunto del departamento de ciencia básicas, UNLU.
fedocles@gmail.com