Boyas metoceánicas para analizar el potencial energético del Mar Argentino

para Ciencia Hoy el . Publicado en CONICET dialoga, Número 142.

En un hito para la ciencia y tecnología nacional, Y-TEC coloca boyas que permitirán medir este recurso marino renovable y avanzar en la soberanía energética nacional.

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dr. Lino Barañao, el presidente de YPF, Ing. Miguel Galuccio y el director general de Y-TEC, Dr. Gustavo Bianchi, realizaron el acto de anuncio del fondeo de las boyas Axys y Wavescan, como primera etapa del “Estudio del recurso energético marino de la Patagonia Austral”, liderado por Y-TEC, una empresa de YPF y el CONICET.

El objetivo del proyecto es llevar a cabo una serie de actividades y campañas de medición para colectar y analizar el factor de capacidad de los desplazamientos de agua en las costas, estuarios, vías y canales del Mar Austral de nuestro país. Constituye el inicio de un gran bloque de datos que servirán para evaluar estudios de factibilidad para proyectos de energía eléctrica, que en el marco de las energías renovables, apuntan a ayudar a la diversificación de la matriz energética del país.

El Dr. Barañao durante el acto, en el que estuvieron presentes el presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Dr. Roberto Salvarezza y el vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del CONICET, Ing. Santiago Sacerdote, puso en perspectiva el anuncio y detalló que en el año 2050 se estima que va a haber 2.000 millones más de personas en el planeta, lo cual implica duplicar la cantidad de energía y ninguna de las fuentes de energía actuales satisface esta demanda duplicada. En este marco, sostuvo que “este proyecto apunta a obtener energía en forma renovable y ecológicamente sustentable”.

Explicó que “este tipo de proyectos tienen detrás un proyecto como es Pampa Azul, que es una innovación y alineó a diversos órganos de Gobierno para mirar al mar desde diversos puntos de vista. Y destacó que “no son apuestas aisladas, es parte de una planificación innovadora por parte de Argentina sobre a donde queremos ir y cuales son las acciones deliberadas para alcanzar ese futuro”.

Infografía Y-TEC

Infografía Y-TEC

Durante el acto, el Ing. Galuccio enfatizó que “Y-TEC es una fuerte apuesta a la innovación con dos ejes fundamentales: el no convencional y las energías alternativas, que hoy no están desarrolladas en el país, como eólica, solar y en este caso, del mar. En la búsqueda del autoabastecimiento energético, tenemos que tener un pensamiento más amplio al petróleo y el gas, y estas energías tienen que estar contempladas. Nuestro punta de lanza en este es Y-TEC, y hoy estamos dando un paso en una energía poco explorada y con un gran potencial”.

Por su parte, el Dr. Bianchi recalcó “el potencial energético que tenemos en todas nuestras costas del mar argentino”, y sostuvo que “esto es un hito para Argentina porque dejamos de hablar de mareomotriz para empezar a trabajar en mareomotriz”.

El Ing. Santiago Sacerdote, quien es miembro del Directorio de Y-TEC, explicó que “estas boyas van a estar midiendo durante tres años diversos factores que, en términos tecnológicos, van a permitir analizar cuál es el factor de carga de turbinas que pueden generar energía eléctrica en el mar”.

Asimismo, destacó que el proyecto tiene integrado un grupo de investigadores del Centro Nacional Patagónico (CENPAT – CONICET), que “aportan el análisis del impacto ambiental, no sólo de donde se colocaron las boyas sino en toda la costa patagónica. La idea es aportar desde el histórico de información que tienen los laboratorios del CONICET, más mediciones nuevas, un análisis dinámico que permita localizar los mejores lugares para realizar las instalaciones futuras de turbinas hidroeléctricas”.

El Ing. Bianchi destacó el trabajo realizado por los biólogos, oceanógrafos y distintos investigadores del CONICET en el CENPAT para “estudiar y marcar las migraciones de la fauna marina y los movimientos de las dunas que hay en el lecho marino” para poder realizar la colocación.

Finalmente, Sacerdote destacó la decisión política y la articulación de distintas instituciones para llevar a cabo un proyecto de esta envergadura, y concluyó que “la búsqueda de energías alternativas o renovables está en el mandato de lo que es la mirada estratégica del país para los próximos 20 años”.

Estuvieron presentes el decano de la Facultad Regional Santa Cruz de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), Ing. Martín Goicoechea, el vicepresidente de Servicios Compartidos de YPF, CPN Sergio Affronti, y los investigadores Dr. Gustavo Seisdedos (Y-TEC) e Ing. Norma De Cristófaro (UTN, Regional Santa Cruz), junto a otras autoridades, funcionarios e investigadores.

El día 2 de diciembre del corriente año, en el de Río Gallegos, se realizó el fondeo de Axys, la primera de las dos boyas metoceánicas. Luego, el 3 de diciembre, se colocó en la zona de Cabo Vírgenes, la segunda, llamada Wavescan. Se conectarán vía satelital para brindar datos de su posición, de temperatura, ambiente y presión, y contienen importantes instrumentos como barómetros, medidor de energía de las olas y sensores para relevamiento datos metereológicos, entre otros datos.

Estos tres años de recolección y análisis de datos tendrán dos resultados fundamentales, que son primero la conformación de una gran biblioteca de datos, tanto crudos como procesados, disponibles para futuros estudios de evaluación de factibilidad de proyectos de energía eléctrica. Y segundo, la capacitación y formación profesional de tecnólogos y jóvenes investigadores en Ciencias del Mar, Ciencia de los Materiales, Corrosión, Biocorrosión, Electroquímica del agua de mar y en Operaciones Marítimas.

"Trackback" Enlace desde tu web.