Las plantas de América

por para Ciencia Hoy el . Publicado en Grageas, Número 160.

Por más de quinientos años, los botánicos describieron y catalogaron las especies de plantas nativas de nuestro continente. Fueron sintetizando la vasta información generada, pero no habían logrado reunirla en un solo lugar. Hoy se ha publicado la primera síntesis de todas las especies de plantas vasculares nativas americanas.

Las plantas vasculares son las que tienen tejidos especialmente dedicados al transporte de agua y nutrientes. Incluyen ciertos helechos, coníferas y plantas con flores, o sea, todo lo que cualquier persona sin mayor conocimiento botánico llamaría planta. La publicación refiere además a una base de datos web que incluye para cada especie fotografías de ejemplares de herbario, referencias bibliográficas y el nombre de quien coleccionó el espécimen, entre otros datos.

Se han descripto 124.993 especies de plantas nativas de América, pertenecientes a 6227 géneros y 355 familias. Es un tercio de las especies de plantas del mundo. Las floras nativas de América del Norte y de América Central, incluidas las Antillas, son muy diferentes de las de América del Sur. Solo 8300 especies son compartidas (menos del 7%). Hay 42.941 especies exclusivas de América del Norte y 73.752 exclusivas de América del Sur. Se han registrado más especies de plantas en América del Sur que en todo el continente africano, que la dobla en tamaño, pero tiene al desierto de Sahara y seguramente menor investigación botánica.

El trabajo agrupa las especies de la Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay en la región Cono Sur. Hay allí 13.125 especies, de las cuales 5853 son exclusivas. El Cono Sur comparte muchas especies con sus vecinos Brasil y Bolivia (más de 4000 con cada una), pero llamativamente pocas con Perú (395). Como era esperable, la familia más diversa en América es la de las orquídeas, con más de 12.000 especies (10% del total). En nuestra región la más diversa es la de las asteráceas (la del girasol o los panaderos) con algo más de 2000 especies, seguida por la de los pastos, que tiene la mitad.

Ejemplar de herbario del helecho Asplenium dareoides, coleccionado en Chile en 1834 por Charles Darwin. Tomado de http://tropicos.org/Image/100133434?projectid=83 con licencia Creative Commons.

Se podría pensar que estos impresionantes registros se deben a una explosión de estudios de las últimas décadas, como sucede en tantos campos de las ciencias. Alternativamente, con el supuesto de que encontrar nuevas especies fuera tarea sencilla, se podría pensar que la mayoría fueron descubiertas temprano y que ahora solo se las encuentra esporádicamente. Los datos no muestran ni lo uno ni lo otro: la tasa con la que se descubren nuevas especies cada año no ha crecido notablemente desde mediados del siglo XIX, ni tampoco muestra signos de declinar. Por lo tanto, algunas sencillas proyecciones predicen que se llegará a conocer en total 150.000 especies para el año 2050.

La visita a la base de datos en http://tropicos.org/Project/VPA es asombrosa. Mediante un sencillo buscador se puede indagar sobre todas estas especies. Y también hacer un poco de historia. Se puede buscar, por ejemplo, a Darwin o a Humboldt entre los coleccionadores de especímenes. Y llegar así a una foto de un ejemplar de herbario de Asplenium dareoides, un helecho coleccionado por Charles Darwin en Chile en 1834. Uno puede pasarse horas con este videojuego.

Más información en ULLOA ULLOA C et al., 2017, ‘An integrated assessment of the vascular plant species of the Americas’, Science, 358, 1614-1617. DOI 10.1126/science.aao0398.

Martín Oesterheld

oesterhe@agro.uba.ar