Inicio Volumen 28 Número 164 Democracia y autoritarismo en las provincias argentinas

Democracia y autoritarismo en las provincias argentinas

El argentino medianamente informado sabe que en algunas provincias siempre gobierna el Partido Justicialista (PJ). No es raro que los medios hablen de ellas como feudos. Vienen a la mente dirigentes peronistas como Vicente Saadi (Catamarca), Adolfo y Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Carlos Juárez (Santiago del Estero) o Gildo Insfrán (Formosa). Estrictamente hablando, hay seis provincias en las que el mismo partido ganó todas las elecciones para gobernador que tuvieron lugar desde 1983: En Formosa, La Pampa, La Rioja, San Luis y Santa Cruz fue el PJ; en Neuquén, el Movimiento Popular Neuquino. En dos provincias más, Catamarca y Santiago del Estero, que en la década de 1980 parecían seguir la misma trayectoria, hubo intervenciones federales que interrumpieron el dominio del PJ.

¿DE QUÉ SE TRATA?
¿Se puede llamar democráticas a provincias como San Luis, Catamarca, Formosa o Santa Cruz?

¿Son democráticas esas provincias? ¿Es normal que en una democracia el oficialismo nunca pierda elecciones? ¿Por qué en algunas provincias ocurre este predominio político mientras que en otras existe alternancia en el poder?

Recientemente hemos dado a conocer las conclusiones de un largo trabajo de investigación sobre estos temas en un libro publicado por Cambridge University Press incluido entre las lecturas sugeridas al...

¿Desea continuar leyendo el articulo?

Suscríbase haciendo click en el siguiente botón:

Carlos Gervasoni
Doctor (PhD) en ciencia política, Universidad de Notre Dame, South Bend IN. Profesor asociado, Universidad Torcuato Di Tella.