Zoológicos, ecoparques y sensibilidad animal

449

Desde hace algunas décadas, el concepto del llamado parque zoológico ha sido cuestionado. El argumento más contundente gira en torno del dilema moral que implica conservar animales en cautiverio, fuera de su hábitat natural. Por este motivo, hoy observamos un proceso a nivel mundial (al menos en Occidente) de, si se nos permite el neologismo, ‘deszoologización’.

Los zoológicos de los siglos XIX y XX tendieron a concentrarse en la exhibición de animales exóticos con fines de entretenimiento para la población, con un espíritu circense. Como consecuencia, las condiciones de hábitat de los animales eran, a menudo, inadecuadas, incluso crueles. En la Argentina, a mediados del siglo XX se establecieron ya normativas como la ley 14.346 de maltrato animal, de 1954, que sanciona a quienes maltraten o practiquen actos de crueldad a los animales. A nivel internacional, en 1978 fue proclamada la Declaración Universal de los Derechos del Animal, que establece herramientas y pautas generales para la vinculación con los animales. Todo esto fue acompañado por normativas internacionales que impiden la captura de fauna silvestre y su comercialización, fuentes tradicionales de provisión de zoológicos y circos.

Los cambios actitudinales de la sociedad en lo que respecta al bienestar y la conservación animal provocaron...

¿Desea continuar leyendo el articulo?

Suscríbase haciendo click en el siguiente botón: