Inicio Volumen 10 Número 59 Conferencia de Louis Pasteur de 1864 "Acerca de las generaciones espontáneas"

Conferencia de Louis Pasteur de 1864 “Acerca de las generaciones espontáneas”

En esta conferencia, Pasteur presenta una magnífica síntesis de los ahora clásicos experimentos sobre los que basó su rechazo de la teoría de la generación espontánea.

Retrato de Louis Pasteur (1822 - 1895) por Albert Edelfelt, en el Musée d'Orsay
Retrato de Louis Pasteur (1822 - 1895) por Albert Edelfelt, en el Musée d'Orsay

En una exposición que unió el rigor de la argumentación a la elegancia de la retórica y el despliegue de recursos didácticos, Louis Pasteur resumió ante una audiencia general la famosa serie de experimentos desarrollados a lo largo de su controversia con Félix Pouchet sobre la posibilidad de la generación espontánea.

Este es el texto de una conferencia dictada por Louis Pasteur en la serie de las "Soirées scientifiques de la Sorbonne", el 7 de abril de 1864. La transcripción de la misma apareció en la Revue des cours scientifiques del 23 de abril de 1864, I: 257-65 y, en versión corregida por el autor, en las Oeuvres de Pasteur, ed. Pasteur Vallery-Radot (Paris: Masson et Cie, 1922), II: 328-46 (nuestra traducción se basa sobre esta versión). Las palabras entre corchetes han sido agregadas para la mejor comprensión del texto; en negrita se describen las proyecciones microscópicas utilizadas por Pasteur durante su conferencia; las citas textuales leídas por Pasteur van en itálica. La puntuación ha sido levemente alterada para facilitar la lectura.

Señores,

Muchos [y] grandes [son los] problemas [que] hoy se agitan y mantienen en vilo a todos los espíritus: unidad o multiplicidad de las razas humanas; creación del hombre hace unos miles de años o miles de siglos; fijismo de las especies o transformación lenta y progresiva de las especies entre sí; la materia considerada eterna y, fuera de ella, la nada; la idea de un Dios inútil: he aquí algunas de las preguntas entregadas hoy en día a las disputas de los hombres.

No teman [creyendo que] he venido con la pretensión de resolver alguna de estas graves cuestiones; pero al lado, en la cercanía de estos misterios, existe una cuestión directa o indirectamente asociada con ellos y sobre la cual yo puedo quizás atreverme a hablarles, pues ella es accesible a la experiencia y, desde este punto de vista, la he hecho objeto de estudios rigurosos y concienzudos.

Es la cuestión de las generaciones llamadas espontáneas. ¿Puede la materia organizarse por sí misma? En otras palabras, ¿hay seres que puedan venir al mundo sin padres, sin abuelos? He aquí la cuestión a resolver.

Traducción de Miguel de Asúa

Artículo anteriorCarta de Lectores
Artículo siguientePatagónicos y lombrosianos
Ciencia Hoy
Ciencia Hoy