Inicio Volumen 28 Número 165 Invertebrados cleptómanos

Invertebrados cleptómanos

Invertebrados cleptómanos
Anémonas de mar de la familia Actiniidae. Lámina 49 de Ernst Haeckel, Kunstformen der Natur, 1904.

Curiosa situación por la que algunas especies animales se apropian de las armas de sus presas
Muchos hemos sentido el ardor y visto el efecto que producen en nuestra piel las ‘picaduras’ de las aguas vivas. Estas –formalmente llamadas medusas– viven en la columna de agua y son organismos estructuralmente simples. Pertenecen al grupo de los cnidarios (filum Cnidaria), lo mismo que los corales y las anémonas de mar, que habitan el fondo marino sin o con escasa capacidad de desplazarse.
Una de las características de las especies de este grupo, independientemente de que sus integrantes vivan flotando o adheridos al fondo, es que son predadores muy eficaces. Capturan sus presas gracias a ciertas células únicas llamadas cnidocitos, que contienen un orgánulo de estructura compleja, el cnida o cnidocisto, usado también para defenderse. Este es capaz de disparar un filamento largo que perfora a las presas y en algunos casos les inyecta veneno, lo cual es la causa de las llamadas picaduras que sentimos cuando tenemos encuentros con aguas...

¿Desea continuar leyendo el articulo?

Suscríbase haciendo click en el siguiente botón:

Artículo anteriorHace 25 Años en Ciencia Hoy
Artículo siguienteLa h ¿es una letra?